Nuestra web te puede servir como punto de partida para comprar todo el material. Hemos dejado enlaces a lo largo de esta publicación para que puedas saltar y comprar los artículos listados en nuestra tienda. Esperamos te sea de utilidad.

¿Qué es una mochila de 72 horas?

Aprender a confeccionar una bolsa para 72 horas es una de las habilidades iniciales que todo entusiasta del preparacionismo y la supervivencia debería dominar, siendo este un componente fundamental en su conjunto de herramientas para estar listo ante diversas situaciones. En esencia, se trata de una mochila Bug Out de 72 horas diseñada como un conjunto ligero y autónomo que se almacena en el hogar o en un vehículo, brindándonos la capacidad de sobrevivir durante 72 horas mientras nos dirigimos a un refugio distante de nuestra ubicación actual. Esta mochila se posiciona como un elemento imprescindible para cualquier prepper y debe ser fácilmente desplegable en cualquier momento.

Cada prepper y experto en supervivencia confía en tener a su disposición una mochila de supervivencia de 72 horas. Esta mochila, en esencia, es una mochila especialmente equipada con los suministros, herramientas y recursos necesarios para que un individuo pueda sobrevivir durante tres días o setenta y dos horas en condiciones extremas.

Aunque existen numerosos tutoriales y guías en línea sobre cómo fabricar o configurar tu propia mochila de 72 horas, muchos de ellos parecen ser elaborados por personas que nunca han experimentado llevar consigo tal equipo. Estos manuales suelen cargar la mochila con un exceso de peso y materiales prescindibles, volviéndolas poco prácticas y difíciles de transportar. En este contexto, presentaremos una guía para diseñar una mochila de 72 horas que sea práctica, portable y verdaderamente útil, tomando en cuenta las recomendaciones de los expertos en la materia.

La mochila de Bug Out

La elección de la mochila que decides utilizar puede tener un impacto tan significativo como cualquier otro elemento en tu equipo de preparación. Es esencial que sea relativamente ligera, pero al mismo tiempo posea una estructura robusta capaz de resistir en condiciones adversas. Ten en cuenta que podrías tener que caminar al aire libre durante días, por lo que la mochila debe soportar no solo el calor y la abrasión, sino también la lluvia.

En nuestra web, encontrarás mochilas diseñadas específicamente para situaciones de supervivencia o para aquellos que disfrutan del camping. Estas mochilas suelen estar equipadas con una variedad de bolsillos y medidas de seguridad para garantizar la protección de los objetos y herramientas que llevas en su interior. Los modelos de mochilas con precios más elevados suelen incorporar recubrimientos de carbono o aluminio, proporcionando una mayor estabilidad y resistencia a la mochila.

Además, se recomienda seleccionar una mochila que cuente con colores de camuflaje o estilo militar. Optar por tonalidades brillantes y llamativas podría resultar en atraer la atención no deseada de posibles adversarios que busquen saquear o robar a los supervivientes. La discreción en la elección del color de la mochila puede ser crucial en situaciones donde la seguridad y la precaución son prioritarias.

¿Qué incluir?

El contenido de la mochila difiere significativamente entre cada preper. Elementos como el clima, el entorno de supervivencia, el tamaño de la familia y la experiencia en situaciones de emergencia son consideraciones clave al preparar esta bolsa. A pesar de la diversidad de factores a tener en cuenta, existen varias categorías y temas recurrentes que son universales en todas las mochilas Bug Out y se presentan en el siguiente orden de importancia:

Agua, Almacenamiento y Purificación

La provisión de agua constituye el requisito más fundamental para la supervivencia humana, siendo esencial para nuestra existencia misma. En términos generales, un adulto activo necesita aproximadamente 2 litros de agua al día. En resumen, esto implica que cada adulto requeriría 6 litros de agua para un periodo de 72 horas; no obstante, se podría considerar un mínimo de la mitad de esa cantidad, es decir, 1 litro por día.

Por otra parte, también es posible optar por tomar un suministro mínimo de agua dulce que se recargaría mediante fuentes naturales durante el trayecto. Esto, por supuesto, requeriría un sistema de filtración o purificación de agua, así como algún método para almacenar el agua. Dada la vital importancia del agua, no hay forma de eludir este elemento; se debe consumir sin excepción. El almacenamiento de agua y la capacidad de filtración se convierten, por ende, en requisitos esenciales para cualquier mochila de preparacionista.

Alimentación y Almacenamiento de Alimentos

Siendo el segundo componente más crucial en una mochila de 72 horas, las necesidades alimentarias pueden ser abordadas mediante MRE (comidas listas para comer, por sus siglas en inglés) o barras energéticas. Las MRE, o cualquier otra comida liofilizada, se preparan fácilmente agregando agua hirviendo; este proceso rehidrata la comida y la prepara para su consumo. Algunas de estas opciones no requieren rehidratación y pueden consumirse directamente.

Estos tipos de comidas no solo son ideales para llevar en una mochila de 72 horas, sino que también pueden ser una solución para almacenar a largo plazo para toda la familia en su refugio. Esto permite disponer de alimentos durante períodos prolongados, ya que estas comidas cuentan con una fecha de caducidad extendida y ocupan poco espacio en el almacenamiento de un refugio para periodos superiores a 72 horas.

Indumentaria y Vestimenta

Otra necesidad esencial que se convierte en un requisito fundamental para la supervivencia. La ropa destinada para la salida o «bug out» debe adaptarse de manera específica al clima y al entorno de cada preparacionista.

Una regla general para la indumentaria en cualquier mochila de salida es que sea ligera e impermeable, o al menos, resistente a una cantidad considerable de agua. A continuación, se presenta una lista de artículos fundamentales para cualquier clima. No obstante, es importante investigar y ajustar esta lista según el clima y la ubicación de cada individuo. Vivir en un clima de montaña muy húmedo no es lo mismo que encontrarse en medio de una zona semidesértica.

Refugio

En la composición de una mochila de 72 horas, resulta esencial incorporar al menos una forma de refugio. Aquellos que residen en climas más cálidos pueden requerir menos que sus contrapartes del norte, aunque un refugio básico sigue siendo una necesidad ineludible para la supervivencia y no debe pasarse por alto durante los preparativos. Los preppers expertos y meticulosos suelen optar por artículos versátiles que sirvan para más de un propósito, dada la limitación de peso y espacio. Se recomienda considerar el almacenamiento de al menos dos lonas sintéticas de utilidad.

Estas lonas pueden desempeñar diversos roles; una podría funcionar como una lona de suelo (manteniendo el equipo y el refugio protegidos de la humedad del suelo), mientras que la otra podría utilizarse para improvisar una tienda. La mayoría de los preppers también incluyen algún tipo de saco de dormir. Un método de refugio más formal, como una tienda de campaña completa, no es necesario en una mochila de 72 horas; no obstante, si se dispone de un vehículo preparado que se planea utilizar, una carpa compacta podría ser una excelente elección en lugar de una tienda completa, maximizando así el espacio de almacenamiento.

Primeros Auxilios

Los imprevistos suelen ocurrir, especialmente cuando se vive una existencia menos cómoda y lujosa. En este sentido, un botiquín de primeros auxilios se convierte en un componente imprescindible en cualquier mochila de «bug out». Incluso un pequeño corte, según los estándares actuales, podría representar una amenaza cuando las circunstancias empeoran (SHTF, por sus siglas en inglés, Shit Hits The Fan) y no hay medios para desinfectar o proteger una herida abierta o una quemadura.

Optar por un kit de primeros auxilios prefabricado es una opción, pero es posible que desees tomarte el tiempo para seleccionar manualmente cada elemento y construir tu propio kit. No olvides incluir analgésicos, antiinflamatorios, antibióticos y, en general, elementos antipiréticos. La creación personalizada de tu botiquín proporcionará el máximo nivel de control adaptado a tu estancia en un entorno planificado. Además, ten en cuenta los peligros externos específicos de tu ubicación, ya que la fauna local puede representar amenazas diversas que van desde mamíferos hasta insectos, por lo que es crucial adaptar tu kit según tus necesidades específicas.

Herramientas Básicas

Resulta asombrosa la cantidad de herramientas que damos por sentado en nuestra vida cotidiana. No corras el riesgo de descubrir que necesitas una herramienta que no posees cuando más lo necesitas. Todas las bolsas de preparacionistas requieren una herramienta multiusos resistente. Estas herramientas son versátiles, combinando múltiples funciones como abrelatas, destornilladores, tijeras, cuchillos, alicates, etc., en un elemento compacto que resulta increíblemente útil. Asegúrate de incluir algunas, si no todas, de las siguientes:

Arsenal

Existe una línea increíblemente fina (casi invisible) entre la sociedad tal como la conocemos y el caos puro. Basta con observar cómo la gente se apresura a realizar compras cuando se declara un Estado de Alarma. En caso de que todo colapse, será necesario protegerse y resguardar a los seres queridos. También podrían ser esenciales para la caza de animales si la provisión de alimentos en tu mochila falla o escasea por cualquier motivo.

IMPORTANTE: No estamos sugiriendo la obligatoriedad de llevar un arma en todo momento, esto se reserva para situaciones de desastre total.

Otros elementos interesantes a incluir:

Como en toda guía, cada manual presenta sus particularidades y no podemos pasar por alto estos elementos. Estar preparado implica también contar con conocimientos, contrastar información y poder elegir lo que mejor se adapte a tus necesidades. Siguiendo otra referencia, presentamos una lista adicional con los elementos más importantes y esenciales que debes tener en tu mochila de 72 horas:

  1. Herramientas de Comunicación: Idealmente, contar con un teléfono móvil y cargador solar para mantener su energía. Los Walkie-Talkie también son útiles.
  2. Productos de Intercambio: En situaciones catastróficas, el dinero puede perder valor, pero los metales preciosos siempre serán valorados. Llevar algunas monedas de oro o plata facilita transacciones o trueques.
  3. Linterna: Esencial para realizar tareas nocturnas o en lugares con poca iluminación. Asegúrate de llevar un par de baterías o una linterna manual o solar.
  4. Mechero: Un objeto para encender fuego fácilmente, una ventaja crucial para la supervivencia.
  5. Navaja: Versátil y útil para cortar o seccionar materiales, y puede servir como herramienta de defensa personal.
  6. Silbato: Importante para solicitar auxilio o rescate de manera sencilla durante la supervivencia.
  7. Mapa: Fundamental para la orientación geográfica, se recomienda tener un mapa actualizado de la región.
  8. Brújula: Esencial para la orientación y complementa el uso del mapa.
  9. Botiquín Médico o de Primeros Auxilios: Vital para la salud y el manejo de problemas y lesiones. Incluye vendas, apósitos, antisépticos, analgésicos, termómetro, bisturí y antibióticos.
  10. Cinta Adhesiva: Útil para reparaciones y construcción de herramientas improvisadas.
  11. Artículos de Higiene Personal: Básicos para evitar enfermedades infecciosas, como jabón, antisépticos, pasta de dientes, cepillo de dientes y papel higiénico.
  12. Cantimplora o Botellas de Agua: Esencial para la hidratación. Incluye medios para potabilizar agua, como pastillas purificadoras.
  13. Documentos Personales Importantes: DNI, documentos profesionales, títulos de propiedad, documentos médicos almacenados en un pendrive de gran capacidad.
  14. Saco para Dormir: Fundamental para descansar y recuperar energías.
  15. Chubasquero Portátil: Protege el refugio y la ropa de la lluvia, especialmente útil en regiones con precipitaciones frecuentes.
  16. Cuerdas o Paracord: Larga y resistente, ocupará poco espacio en la mochila.
  17. Alimentos: Barras energéticas y alimentos no perecederos que no requieran condiciones especiales de conservación.
  18. Herramientas de Supervivencia: Hacha, pala, alicates, pinzas, martillo, tijeras y cuchillos.
  19. Herramientas de Pesca y Cacería: Tirachinas, hondas, sedales o lanzas para obtener alimentos de la fauna local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *